Anita (cómo me gusta llamarla) es una emprendedora joven, bastante tímida, si visitas sus redes no verás su cara, pero si te encontrarás con un feed multi forma y multi color.
Es la fundadora de Anémona  #prendasqueabrazancurvas diseña y fabrica lencería para mujeres reales 😍.  Este proyecto nació a fines del 2012 a raíz de una crisis emocional, su trabajo no la llenaba, ella era estudiante de UTU y al llegar al módulo de lencería conectó con su semilla. Se lee lindo ¿no? pero fue un largo camino de prueba y “error” en principio porque para ella la lencería no ocupaba un gran lugar en su vida, luego porque al momento de hacer sus primeros prototipos sus modelos no eran “convencionales” todos estos desafíos la llevaron por una larga investigación para poder crear prendas que se adapten a todas, sin perder calidad de diseño, contemplándonos a todas y no sólo a los talles “standard”.
Su taller comenzó en el dormitorio de su casa, volcando así toda su pasión y dedicación en mostrar al mundo que si hay ganas no existen las excusas, así Anémona fue tomando fuerza y ritmo hasta convertirse en lo que es hoy, una marca consolidada, con un local en el centro de Montevideo y el espíritu incansable de una mujer que ha aprendido a mirar la belleza en todo su esplendor sin excluir a ninguna.
Para Ana, los valores más importantes de su marca son la importancia del trabajo artesanal, cuidando cada detalle de las prendas que salen de su taller, destacar que la belleza está en todos lados y que es mágico ser “distintas” ya que eso nos hace ser únicas y especiales y además de eso, cuidado y honestidad en el compromiso asumido con cada clienta.
No me extraña de una mujer con esa fuerza, sensibilidad y pasión, es un 7 a la cabeza 😍 Jajaja eso para mi lo dice todo.

¿Sabes qué es una Anémona? Es un animal marino, suele vivir en el suelo del mar pero también en otras superficies, comúnmente identificado como una planta por sus formas y colores, se camufla muy bien. Lo que me encanta de las anémonas es que son muy bellas y hay de distintas formas y colores. Existen más de 1200 especies, si bien no hay 1200 especies de mujeres hay miles más en esencia, nuestras diferencias son las que nos hacen ser únicas y maravillosas y eso siento que es lo que Anita nos invita a sentir con sus prendas, que podamos conectar con nuestra belleza íntima y enamorarnos de eso, sea cual sea nuestra forma.

¿Por qué siento que Ana Clara es una mujer semilla? porque logró identificar su nutriente y con él, hacer todo lo posible en la concreción de sus sueños, pero no sólo eso nos da la oportunidad de sentirnos bellas en la intimidad sin miedo a tener el cuerpo que tengamos.
Ella me inspira ✨💛✨  y me da fuerza a seguir creyendo que ¡sí es posible!.

Te invito a que la conozcas, la sigas y le compres (fundamental)  Conocé más de su trabajo acá  👉 @anemona.uy.
Brindemos juntas por más Anémonas en nuestra vida 🍻.

Gracias por quedarte leyendo hasta acá, nos vemos en la próxima historia donde te presentaré a la siguiente  MUJERES SEMILLA.

Te mando un abrazo repleto de nutrientes,
Eve.-